Abre las piernas

 
ENLACE A LA NOTICIA

Por: Anne Cé | 30 de diciembre de 2013
   
¿Podríamos abrir nuestro blog con imagen más tentadora que la de esta pierna flexionada que deja intuir regiones y roces? Cómplices, pícaras. Piernas. Las chicas sabemos frotarnos las piernas en situaciones sociales formales, con disimulo; con los muslos en tensión podemos acariciarnos por debajo de la falda. Sonreímos: ya no nos regañarán como a las niñas a las que les corrigen el tic todo el tiempo, para que no sean "impúdicas".

Piernas_Eros_tex
Ilustración original de Daniela Guglielmetti (del colectivo 'Dibujo a domicilio'). 

A veces nos ponemos medias con ligueros y sentimos cómo se cuela el aire fresco en el último tramo de las piernas y su recorrido final. Qué placer. Eso, sin siquiera rozarse con alguien. Ni hablar del goce infinito de hacer el amor con las medias puestas, con las ligas apretando los muslos y de ahí hacia arriba, el contraste de la libertad.
Empezamos por las piernas y acabamos en las piernas. ¿Qué hay de las posturas eróticas en que las piernas son las protagonistas?

Sus piernas, mis piernas. Tocarlas por debajo de la mesa, distraídamente, sin querer o queriendo; en cualquier caso, detenerse. Chocar rodillas y quedarse o estirar los tobillos -frotar ligeramente tobillo contra tobillo-.
 
Christopher Robbins_Photodisc_Getty Images
Cristopher Robbins (Getty).

También sueles tocarle la pierna, suave, mientras conduce, por ejemplo, y subes por el borde interior de los muslos... O, ya entrada la noche y los bares, en un buen largo beso, él se atreve a deslizarse con mano erecta por dentro de tu falda, haciendo de cada centímetro de tu pierna una travesía inmensa para tus urgencias, pero necesaria.
Comenzamos en piernas y terminamos en piernas cuando, después de orgasmados, ambos boca arriba, dejamos la mano en su pierna y él en la nuestra. O simplemente nos hace un mimo final, postclimático, con dedos cariñosos sobre nuestras piernas que vuelven a erizarse.
Hoy no vamos a abundar en teorías algo demodées acerca de orgasmos clitoridianos y vaginales, pero sí sobre posturas, sobre las que nos gustan a las mujeres. A propósito, interesantísimo el libro ¿Qué quieren las mujeres? de Daniel Bergner, sobre las últimas revelaciones científicas en torno al deseo femenino (volveremos a él en futuros posts). Bergner reseña un estudio de Komisaruk y Whipple que sostiene que el origen principal del orgasmo femenino es la "capa exterior acolchada de la uretra" y que han comprobado empíricamente cómo algunas mujeres pueden alcanzar el orgasmo sin tocarse, simplemente pensando en su amante o escuchando música. Dicen los investigadores que para estimular el llamado punto G durante el coito vaginal, una de las mejores posiciones es con la mujer encima.

Daniela Guglielmetti LEGS_shoes
Ilustración de Daniela Guglielmetti.

Claro, nosotras arriba: eso es lo que preferimos para nuestro placer, pero también gozamos con el disfrute de nuestro compañero cuando adoptamos posiciones de 'receptividad', una 'pasividad' que suele seguir a la seducción y los juegos previos, en los que las hembras de todas las especies toman la iniciativa y son muy activas (como lo confirman los estudios que cita Bergner en su libro).
Entre las posiciones de receptividad, hay una en que las piernas son protagonistas absolutas y es la que suelen describir como 'profunda' -o su variante, la 'mariposa'- cuando, boca arriba, apoyamos nuestras piernas en sus hombros y, así, vemos al partenaire en un plano contrapicado, en todo su esplendor erótico (Daniela Guglielmetti no podría haberlo plasmado mejor en la ilustración de apertura del post). Y sabes que a tu compañero le encanta porque te siente profundamente, que goza de un ángulo de abordaje perfecto para sentirse libre y poderoso, y entonces te besa el tobillo, que ha quedado pegado a sus labios.
'Tornillo' le llaman a una variante de legs-on-shoulders, y desde esta misma posición, él flexiona tus piernas y sin dejar de penetrarte las coloca juntas, ambas a un lado y el ángulo de abordaje sigue siendo perfecto y puedes seguir mirándolo, y mirándote.
Volvemos a ser proactivas: montamos su pierna, la humedecemos. O lo dejamos dormir entre las nuestras, como cantan Gustavo Cerati y Andrea Echeverri (acompaño estas líneas con una de las canciones más sexies de las que he disfrutado nunca).


 
El argentino Gustavo Cerati, líder de Soda Stereo, y la colombiana Andrea Echeverri -Aterciopelados- encuentran 'entre tus piernas' el refugio en la 'Ciudad de la furia' (versión 'unplugged' de 1996). Una de las canciones más sexies de los últimos 80 o primeros 90. Y Andrea es toda piernas en tensión.

Por cierto, el tercer libro de la serie de Dian Hanson para Taschen sobre las partes eróticas del cuerpo es un interesante recorrido por las piernas como icono de la liberación femenina, desde la Revolución Francesa a los 60, pasando por los primeros shows de cabaret del siglo XIX, la minifalda y las medias de seda de los 20 o los tacones de aguja (Venus habló, hace unas semanas, del fetichismo de los tacones).
Pero hoy aquí solo queríamos rendir un tributo a las piernas y explayarnos en sus virtudes estéticas y funcionales. No queremos hablar de besar zapatos de charol ni de cómo erotizarse con los espacios entre los deditos de los pies, ni de piernas a rodajas (aquí comentamos aquella bárbara moda adolescente de intentar hacerse un hueco entre los muslos con cirugía), queremos hablar de piernas desnudas, las suyas y las nuestras. Las tuyas y las mías, mojadas. 

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Por una reconstrucción de la femineidad


blogs.elpais.com/eros

Por: Autor Invitado | 29 de diciembre de 2013 
   
Diana Coca 
Este cuerpo que es mío. Este cuerpo que no es mío. Este cuerpo que, sin embargo, es mío. 
Este cuerpo extraño. Mi única patria. Mi habitación. Este cuerpo a reconquistar. 
Jeanne Hyvrard, 'La Meurtritude'.

Llevo más de diez años investigando la reconstrucción de la femineidad. Parto siempre de autoretratos performativos, que reproduzco a través de la fotografía y del vídeo. Mi propio cuerpo suele ser el protagonista: un cuerpo, como el de millones de mujeres, que se modifica con maquillaje, pelucas, medias, corsés, tacones.... ofreciendo una imagen distorsionada e innatural que aspira al canon impuesto por la industria de la moda.

Diana coca
'La última cena'. @Diana Coca. New York, 2008.

No mido 90-60-90 ni me hago la depilación brasileña (para el horror de muchos espectadores). Parece que mirar directamente a un vello púbico generoso sigue causando más terror que contemplar imágenes de masacres violentas.
 El cuerpo y el sexo siguen siendo el tabú que provoca mayor malestar; el deseo se convierte en algo perverso que limita a los seres humanos a una sexualidad exclusivamente encaminada a la procreación. Como indica Michel Foucault, la sexualidad es construida a través de relaciones de poder que definen como anormal lo que se escapa de la tradición.
Las posturas que realizo en mis performances no son complacientes para el simple disfrute voyeurístico: me gusta la tensión, el equilibrio inestable que consigo gracias a la acción del cuerpo en movimiento. La idea subyacente del trabajo es mostrar el cuerpo como un espacio artístico que huye del control.

Mujer telurica
'Mujer telúrica'. @Diana Coca. Beijing, 2012.

Como afirma María Lourdes Santamaría Blasco en Figuras del exceso y políticas del cuerpo. Representaciones de sexualidades extremas en el arte y la cultura del siglo XX: ''El cuerpo ocupa y habita un lugar en variados espacios, no solo en su ámbito privado, o en lo meramente físico/psíquico, sino que también es sujeto y objeto en los espacios sociales, políticos, culturales, científicos, médicos, religiosos, etcétera. Este cuerpo es una sede de experimentación donde actúan dichos ámbitos, que regulan tanto las sensaciones y experiencias íntimas e individuales como las públicas y colectivas, mediante leyes, normas, interdictos y etiquetas corporales de interacción del individuo con la sociedad, dictadas e instauradas por las políticas coercitivas del cuerpo. No todas las políticas del cuerpo tienen carácter restrictivo y perjudicial, sino todo lo contrario".
Pero mi investigación precisamente se centra en estos terrenos que suponen un perjuicio y restricción de las libertades públicas y privadas en relación con la identidad del individuo, su cuerpo y su sexualidad, para ofrecer un punto de vista crítico a través de la autoironía, en lugar de la victimización. Para ello suelo trabajar invadiendo el espacio público, históricamente reservado a los hombres, exhibiendo posturas tradicionalmente privadas.
La mujer en el arte clásico occidental aparece representada en espacios interiores: habitaciones, cocinas, salones, estudios, etc. Las muchachas de los magníficos lienzos de Johannes Vermeer parecen solo ver la luz del día a través de las ventanas. Incluso Virginia Woolf en su intento de ruptura, necesita una habitación propia, pero siempre habitación, siempre interior. La mujer siempre encerrada y controlada para la seguridad del varón, como si de una propiedad privada u objeto se tratara.

Rompiendo medias
'Rompiendo medias'. ©Diana Coca. Brighton, 2002.

Mi trabajo es una rebelión, yo soy la herramienta y el medio de mi mensaje, con el que produzco una realidad alternativa basada en la reconstrucción de lo femenino y en el enfrentamiento a los miedos. La máquina de control al final acaba siendo uno mismo: lo interesante es desactivarla. Por eso me dedico al arte.

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Adictas a los amores interminables - 27 de diciembre de 2013



Por:
   
Preparas tu nueva felicitación de navidad y te dispones a mandársela por WhatsApp a todos tus conocidos. Pero según vas pasando contactos, llegas a ese nombre: el innombrable. Y te paras, ¿se lo mandas o no se lo mandas? Es cierto que felicitar el cumpleaños y las fiestas navideñas siempre ha tenido algo de mínimo de cordialidad en cualquier relación, pero sabes que ese mensaje puede ser peligroso. Porque será una nueva ocasión para ponerse en contacto, para hablar con él, y la tentación puede volver a llamar a tu puerta.
 
Sex-in-the-city
Carrie Bradshaw y 'Mr. Big'. Esta pareja de 'Sexo en Nueva York' es una referencia de amor adictivo e interminable. 

Es casi como dejar de fumar: aunque lleves tiempo sin probarlo, basta una sola calada para volver a caer. Casi todos hemos sido alguna vez víctimas de uno de esos amores interminables. Esas historias que, por más que te alejes, vuelven una y otra vez a tu vida, y parecen no acabar nunca. Es muy difícil definirlas. No acaban de ser un 'noviazgo' que puedas medir en una medida de tiempo estable, porque se alargan en vaivenes. Pero tampoco son estrictamente un 'rollo', porque lo que os une, sea lo que sea, desde luego, es intenso. A mí me gusta simplemente llamarlas 'historias', porque son ese tipo de relaciones que marcan la historia de tu vida.
Son amores adictivos, porque se basan en el viejo de refrán de "una de cal y una de arena". Son juego y diversión, pero también son relaciones que nos hacen sacar ese lado masoquista que todos llevamos dentro. Suelen ser amores intensos, pero con la persona inadecuada. Y es que ese es el problema, por mucho que os empeñéis, no conseguís funcionar como pareja. Los motivos pueden ser muchos. Sois tan diferentes que los polos se atraen sin remedio, pero también son esas diferencias las que os hacen del todo incompatibles a la hora de construir algo juntos. Puede ser que el vínculo que os une sea muy emocional, pero por norma general, la química tiene mucho que ver al respecto. Son historias en las que lo más adictivo es el sexo.



El problema de estas relaciones es que, aunque en el corto plazo sean muy placenteras, a largo siempre acaban por lastimar a alguien. Y es que jugar con fuego es lo que tiene, que a veces quema. Puede que, incluso, a una tercera persona, si él tiene pareja, o si la que está comprometida en una relación es una misma. Pero sobre todo os acaban provocando dolor a ambos, aunque a veces a uno más que al otro. Porque duele querer estar juntos, pero no saber cómo. Y, sin embargo, a veces, ese dolor es parte de la misma adicción, y es la causa que os impide separaros definitivamente.
Otras veces, lo que los hace adictos es la aventura, el reto. La necesidad de conseguirlo, de pensar que podemos hacer cambiar a esa persona y convertirla en nuestra pareja ideal, sin entender que el amor consiste en amar al otro tal y como es (salvo algunas manías que siempre podemos limar, claro está), y que por muy especial que seas para alguien, eso no implica que deba de cambiar su forma de ser y de pensar por ti. A veces es tan simple como entender que no estáis hechos para estar juntos, por mucho que os empeñéis en lo contrario.
 

 
Aun así, aun sabiendo que es dañino, que os volveréis a enganchar el uno al otro, y que acabaréis lamiéndoos las heridas en soledad una vez más, no se puede evitar pensar en todos esos buenos momentos que habéis compartido juntos. Y cuesta pensar en porqué lo dejasteis la última vez, en si el motivo era lo bastante bueno como perder todo eso, en si es posible que hayáis madurado lo suficiente como para volver a intentarlo, en si las segundas, terceras o decimocuartas oportunidades pueden ser buenas, o en si quizás estés dejando escapar al amor de tu vida.
Cuesta asumir que no puedes tener algo que deseas con todas tus fuerzas. Pero en realidad, madurar es eso. Asumir que hay gente que se cruza en tu vida para hacerte aprender y experimentar muchas cosas  pero que no lo hace para quedarse para siempre. Que debes dejarlos ir, para dejar espacio a todo lo nuevo que aún está por venir. A veces las historias son intensas, precisamente porque tienen fecha de caducidad, pero si las consumes después de esa fecha, acaban por sentarnos mal.
Hay que aprender a decir 'adiós', y no quedarnos siempre en un ambiguo 'hasta pronto', para guardar con cariño los mejores recuerdos. Puede que Mr. Big y Carrie tuvieran su final feliz, pero en la vida real no todo es como en las películas. Fuera de la ficción, a veces cada cual debe hacer su propio balance, sacar sus conclusiones, y ser valiente a la hora de tomar decisiones difíciles.  Y si es necesario, en Navidad, pasar de largo de ese nombre en tu lista de contactos de WhatsApp, y pensar que el año nuevo te deparará muchas nuevas sorpresas, por las que sí merecerá la pena volver a arriesgarse.

Adios carrie mr. big
Escena de la serie Sexo en Nueva York

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Regalos eróticos para otra Navidad de crisis - 21 de diciembre de 2013


blogs.elpais.com/eros

Por:
   
En unos días será Navidad otra vez y todavía estamos en crisis. Hay recortes en casi todo, hasta en nuestro presupuesto para los regalos. Pero, afortunadamente, no hace falta gastar un dineral para encontrar algo erótico para regalar a la pareja. Hoy os presento varias posibilidades económicas y eróticas desde dos euros hasta 30. Tener poco dinero no significa que has de recurrir a regalarle calcetines (aunque sean necesarios).

Venus O'Hara por Lourdes Ribas

Primero está el antifaz 'para dormir', que se puede encontrar en los chinos o en la farmacia por solo dos euros aproximadamente. Es cierto que no son tan bonitos como los de tul o los que tienen lazos de seda que se pueden comprar en una tienda erótica cara. Sin embargo, a menudo, los antifaces caros no tapan la vista tan bien, según mi experiencia. Yo prefiero un antifaz que realmente funcione, porque no tiene sentido si no cumple con su objetivo principal. Un antifaz de la farmacia no solo es barato sino que es garantía de una fiestas inolvidables.


Para los amantes del BDSM, una fusta puede costar entre 30 y 50 euros, aproximadamente, en una tienda erótica. Aunque en la sección de equitación de grandes tiendas deportivas, puedes encontrarlas a menos de cinco euros.

Tickler

Recientemente tuve la oportunidad de probar algunos artículos de la nueva colección oficial de juguetes de Cincuenta sombras de Grey. Hay varios que cuestan menos de 20 euros, como un anillo de pene que vibra, pinzas para los pezones... Pero el BDSM no es solo azotes: también una sesión de cosquillas puede ser una experiencia muy sensual, sobre todo si la combinas con un antifaz (de la farmacia). Este tickler es ideal para producir cosquillas relajantes en la espalda o más intensas en las zonas más sensibles, como las plantas de los pies, las axilas y la cintura.
 
Vibrating Bullet Fifty Shades of Grey Venus O'Hara

También de la misma colección está este vibrador bala (bullet vibrator), realizado en croma, que combina suavidad con vibraciones potentes. Es muy discreto (de tamaño) y viene con una funda y una pila AAA. Es eficaz, potente y, lo más importante, está muy bien de precio.


 
En el mundo de los juguetes sexuales, está claro que las mujeres tenemos mucha más opciones que los hombres. Pero ahora los Tenga EGG ofrecen una nueva dimensión a la masturbación masculina. Tienen una textura muy curiosa, son elásticos y se adaptan perfectamente a todas las tallas. Hay seis variedades, y cuestan 10 euros, aproximadamente.
 
Venus O'Hara by Andrew O'Hara
Venus O'Hara por Andrew O'Hara.

Tengo una amiga que dice que en lugar de comprar un regalo de Navidad para su novio, se compra lencería, y lo justifica diciendo que es un regalo 'para los dos'. Lo mejor de esto es que incluso si hay una ruptura en el año nuevo, te quedas con el regalo.

Entre mis prendas de lencería favoritas figuran las medias con liguero, que también son un fetish para muchos hombres. Sin embargo, para las mujeres, llevarlos puestos puede ser una experiencia muy excitante, sobre todo en invierno, al notar el frío de los muslos rozándose con cada paso. Además, puede ser morboso darle una sorpresa a la pareja y enseñárselo discretamente por debajo de la mesa durante la cena de Nochebuena con los suegros (por ejemplo). Seguro que tendríais aún más ganas de volver a casa después.

Hay ligueros muy bien de precio en womensecret.com, incluso los hay a menos de diez euros. También podemos encontrar medias sexies en Calzedonia y el conjunto de medias con liguero te podría costar entre diez y 15 euros.

Un camisón puede ser otro ejemplo un buen autorregalo o uno 'para los dos', como dice mi amiga. Para mí, un camisón es una prenda solo para le seducción, porque para dormir, prefiero mi pijama de peluche, ya que por mucho que tu pareja te abrace mientras duermes, siempre corres el riesgo de que te quite la manta (y pasar las fiestas estornudando no es nada sexy). Este invierno hay una selección de camisones muy bonitos en Oysho desde 20 hasta 30 euros.

Y tú, ¿cuánto vas a gastar en el regalo de Navidad de tu pareja este año?

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Los iguales ya no son maricones en Marruecos - 19 de diciembre de 2013


blogs.el país

 
Por Mohamed El Morabet

Parte de mi infancia la pasé, entre amigos, en las calles de Alhucemas. Jugábamos, compartíamos risas, riñas, lloros y alguna que otra pelea. Disfrutábamos de nuestra inocencia al máximo, antes de perderla. Nos contábamos chistes y anécdotas. Mi grupo de amigos era exclusivamente masculino. Cosas que pasan en Marruecos, dirán algunos, o cosas del patriarcado, dirán otros.
Había categorías de chistes: los de animales, los de imames, los de mujeres, los de religión, los de 'paletos' y los de zamel ("maricón", en dariya marroquí), entre otros. Aunque en la mayoría de estas categorías de chistes había una trama común: todos sus protagonistas, fueran animal, imam, mujer, paleto o zamel, aparecían practicando sexo. Y de niños, eso nos hacía mucha gracia, nos alimentaba de información y activaba nuestra curiosidad. Esos chistes, algunos verdes y otros coloreados, representaban la primera fuente de educación sexual de cualquier niño marroquí de mi época: una niñez sin Internet.

IGUALESBoca_Erotica_Dia2_13_DibujoaDomicilio
             Dibujo a domicilio.

Un chiste marroquí."Un imam está impartiendo una clase sobre la ablución (lavado o purificación ritual), y cuando llega a la parte donde hay que limpiarse los genitales y el ano dice: 'hay que pasar un poco los dedos mojados por los genitales y el ano para que queden purificados y limpios'. Un alumno le pregunta: 'señor imam, ¿es preciso pasar solo un poco el dedo en el ano o hace falta meter el dedo para que quede bien limpio?', a lo que el imam responde, para evadir la pregunta: 'solo un poco'. Pero el alumno insiste: '¿y si se mete el dedo entero?'. El imam estalla y le contesta: 'esta es una clase para musulmanes, si quieres asistir a la de los maricones, pásate por la tarde". 
 

Escenas de 'Ejército de salvación', un filme de Abdellah Taïa.

Seguramente, el chiste contado en español quede un poco descontextualizado (es lo que tiene el humor popular cuando salta la frontera lingüística), pero en Marruecos causa muchas risas entre hombres. Según me asegura Samir Bargachi, presidente de la Asociación KifKif (primera asociación LGTB en Marruecos), "la figura de zamel no se equipara, de ninguna manera, al gay", su connotación es despectiva y humillante, además de vejatoria. Solo se denomina así al homosexual pasivo, mientras que el homosexual activo está bien considerado socialmente, representa al macho ibérico o, en caso de Marruecos, al macho ‘berebérico’, por lo que goza de buena estima en los círculos masculinos.
Este hecho de que haya diferente rasero para medir a quien tiene el rol activo o pasivo en el sexo solo puede significar que gran parte de los hombres en Marruecos aceptan la homosexualidad, de forma implícita, aunque rechazan tajantemente al homosexual pasivo por su rol de género. En un sistema patriarcal, lo femenino se construye como "lo otro", lo débil, lo subordinado al mundo masculino, mundo que se erige como el valor dominante.

IIGUALES_dibujo a domicilio

No se rechazaría, por lo tanto, al homosexual por el hecho de serlo sino por su adquisición del rol femenino, lo que le haría merecedor de toda una catarata de insultos, estigmatizaciones homófobas y atribuciones nefastas. Lo paradójico es que la raíz lingüística del término zamel es la misma que la de la palabra zamil que viene a significar compañero, en árabe.
Generalmente, estos chistes son historias reales que conforman el imaginario popular marroquí, muchas veces disfrazadas de ficción y humor, para disipar la sospecha de quienes las cuentan y, a la vez, de quienes las escuchan. Una forma sutil de hablar del tema en los espacios públicos masculinos recurriendo a la ficción. Una manifestación bicéfala de la necesidad de debatir la homosexualidad y a la vez esquivar la susceptibilidad social que acompaña el debate.
Hoy, los tiempos han cambiado: no se asemejan a los de mi niñez, ni a la de Samir. El discurso es otro, después de casi 15 años de lucha y visibilización, con largas campañas de concienciación y sensibilización sobre las libertades individuales y la homosexualidad. Actualmente, los medios de comunicación marroquíes han sustituido términos como zamel o 'desviado' por mithly ("igual que yo", en árabe). De hecho, así se llamó la primera revista LGTB en Marruecos, impulsada por KifKif. "Es una batalla ganada y una realidad imperante sin marcha atrás", sentencia Bargachi.
Otro punto de inflexión en este proceso de cambio en relación con la homosexualidad lo estableció Abdellah Taïa, escritor marroquí en lengua francesa, afincado en París. Él manifestó públicamente su homosexualidad, tanto a través de su literatura como mediante entrevistas concedidas a la prensa marroquí. La más sonada fue portada de la revista Tel-Quel, en junio de 2007.

Telquel
La revista de actualidad Tel-quel, cuya portada de un número del verano de 2007 empezaba a mostrar la 'salida del armario' de algunas personalidades marroquíes, entre ellos el escritor Abdellah Taïa.

En 2008, tuve la suerte de coincidir y moderar una mesa de debate, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, sobre la homosexualidad en Marruecos, acompañando a Abdellah Taïa, Samir Bargachi y Dalal Rhazzar. Y en septiembre pasado se estrenó la película Ejercito de salvación dirigida por el mismo Taïa, y basada en su novela autobiográfica del mismo título. La película fue rodada por completo en Marruecos.
Por fin puedo saborear ahora aquellos chistes de mi infancia con el tono de la igualdad, bajo el prisma de la creación artística y literaria. Décadas son las que separan la obra de Mohamed Chukri de la de Taïa, aunque. en mi parecer, un círculo de la esencia marroquí queda bien atado en su versión creativa, tratando de transmitir al lector un Marruecos tal cual es. Un Marruecos sin complejos.

Filme_abdellah_taia
Escena del filme 'Ejército de salvación' de Abdellah Taïa. La película se rodó íntegramente en Marruecos luego de obtener todos los permisos por parte de Gobierno, y sin haber ocultado la temática en su tramitación.

Samir Bergachi me contó, con cierto orgullo, que en la versión online de la revista Mithly recibían insultos de todo tipo, entonces se les ocurrió categorizarlos y establecer un ranking de los insultos más creativos. Invitaron así, a los 'adversarios' a mejorar sus argumentos, en caso de que éstos existieran. Si existen categorías de chistes ¿por qué no una de insultos?
Después de una perseverancia inmutable, esquivando las balas acusatorias del conservadurismo marroquí, el homosexual marroquí le ha ganado la batalla a su alter ego popular: el zamel. El ‘compañero’ se convierte en igual. Los iguales, hoy, ya no son maricones.

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Decameron de todos los mundos: teatro de la sensualidad - 14 de diciembre de 2013


blogs.elpais.com/eros/2013

 
Por: Anne Cé
 
 
Decameron3531

Decamerón Negro condensa el recorrido de la sensualidad humana en una pieza teatral con música en vivo y danzas de todos los mundos. Tiene la sencillez de los 'cuentacuentos', y también su poder de persuasión: un relato erótico madura en un fruto, prohibido o que nos completa; otro surge de una percusión contagiosa, de un movimiento que nos hace rozarnos... Todo nace en África.
Este fin de semana puede verse en Madrid este espectáculo de música en vivo y danzas, inspirado en el Decamerón negro del antropólogo Leo Frobenius (1873-1938), puesto en escena por la compañía L'Om Imprebís, dirigido por Santiago Sánchez y Hassane Kouyaté, un griot (contador de historias) de Burkina Faso, el país que será su próximo destino de gira.

Decameron3507
Fotos de Nacho Arias.
 
Frobenius recogió historias orales en la gran región que va del sur del Sahara a la gran selva del Níger, entre 1904 y 1915, relatos que le evocaron las noches del Decamerón de Bocaccio. La transmisión occidental de esa oralidad africana está muy patenta en la puesta que nos trae L'Om Imprebís, lejos de aquella atmósfera de la villa florentina de Bocaccio y más cerca de la estética y el tono de las crónicas de safaris y dientes luminosos de sonrisas que solíamos leer de chicos en alguno de los pequeños ejemplares de la colección del Selecciones del Reader's Digest,
Todo viene de África: lo que ha pasado en los cinco continentes una vez estuvo allí, y hoy vemos sus formas entrelazadas en el aluvión cultural de todo lo que siguió. De ahí que la obra se base en juegos y música de todos lados para el disfrute de los cuerpos y para expresar la inmensa felicidad de vivir y amar. En la puesta, seis bailarines y músicos de Guinea, Burkina Faso, Angola, Cuba y España le ponen el cuerpo a leyendas coloristas y coreografías de tango, flamenco, música caribeña y ritmos africanos.
Además, la compañía L'Om Imprebís celebra su 30 aniversario en Madrid con una exposición en los Teatros del Canal, en la que se recorren sus tres décadas de historia en fotografías.

 Decamron3463

Jugar sobre lo que nos atrae y seduce, entendiendo que en esos juegos está el amor, nos propone Decamerón negro desde el escenario.
En la platea, parejas de todas las edades vuelven a tomarse con humor esto del sexo y quién sabe si no salen más animados, a practicar un poco lo que nos recomiendan en el artículo "Nueve tips para las parejas": olvidarse de los platos sucios, decirse piropos y sentarse, al menos diez minutos por día, a hablar de cualquier cosa que no sea el "trabajo, la familia, las obligaciones domésticas o la relación".
Al fin y al cabo, como dice la antropóloga Helen Fisher, en el mencionado post, "la estimulación sexual de los genitales libera la dopamina que sostiene los sentimientos de amor romántico". Algo a lo que le da la razón Pere Estupinya, desde su blog  'Apuntes científicos desde el MIT', cuando se pregunta "¿Por qué lo llaman sexo cuando quieren decir amor?".

Decameron3171

Próximas funciones:
Hoy y mañana, en los Teatros del Canal, Madrid.
Del 20 de diciembre al 3 de enero, en el Festival Yeleen, en Bukina Faso.
1 y 2 de febrero, en el Teatro Arniches, Alicante.
5 al 23 de febrero, en el Teatro Rialto, Valencia.
26 y 27 de abril, en el Teatro de Rojas, Toledo.
9 de mayo, en Molina de Segura.

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Yes, we fuck! (Sí, ¡eso! aun con limitaciones) 13 de diciembre de 2013


blogs.elpais.com/eros

Por: Venus O’Hara | 13 de diciembre de 2013
   
El otro día quedé con Toni, un hombre con discapacidad, para hablar de sexo. Me contó sus experiencias, sus deseos, sus miedos y las sorpresas que ha encontrado. Hablamos de masturbación, zonas de placer, orgasmos y absolutamente nada quedó prohibido.

Hace mucho tiempo que deseaba mantener una conversación así: desde que descubrí el documental For One Night Only (Solo para una noche) de la BBC, protagonizado por Asta Philpott, un joven que nació con artrogriposis, una condición que afecta su capacidad de movimiento. Es defensor del derecho de una vida sexual para personas con discapacidad, incluso si esto significa pagar por sexo.

Yes, we fuck logo
Logotipo del documental.
 

Me pregunto, ¿cómo es y por qué suena a tabú hablar sobre el asunto del sexo y las personas con discapacidad? En mi propia vida he tenido amigos y algún familiar con discapacidad, y me preguntaba por qué ni siquiera yo me atrevía hablarles de sexo... Mi conversación con Toni surgió después de compartir un artículo en Facebook sobre el proyecto Yes, we fuck (Sí, follamos), y descubrí que él tenía tantas ganas de hablar sobre el tema como yo.

Yes, we fuck es un documental que "quiere abordar la sexualidad en personas con
diversidad funcional, los llamados discapacitados". Tuve la oportunidad de entrevistar a Raúl de la Morena, el director; a Antonio Centeno el codirector, y a Andrea García-Santesmases, una colaboradora imprescindible. Los tres están trabajando de una manera transversal, según dicen, "dentro de nuestra diversidad, para llegar a una idea en común de libertad". Les pregunté algunas cosas.

¿En qué fase se encuentra el proyecto ahora? 
 
"Queremos grabar siete historias reales sobre el sexo y de sexo, donde los protagonistas sean personas con diversidad funcional y personas que generen un imaginario colectivo más allá de la norma establecida e impuesta. Ahora mismo tenemos tres historias grabadas, la primera fue la elaboración de un taller postporno, donde participaron personas con y sin diversidad funcional, creado por el colectivo Post-Op. En la segunda historia, nos hablan Pama y Miriam una pareja muy enamorada y con una vida en común muy rica. Además, son una pareja que rompe esquemas: ella tiene diversidad funcional física (utiliza silla de ruedas) y Pama es originario de la India, donde el Kamasutra le ha influido en su visión sobre el sexo. La tercera historia la protagoniza Oriol, una persona con parálisis cerebral que practica sexo con Carla, una trabajadora sexual, prostituta, con quien conversamos sobre el tabú que el sexo representa en nuestra sociedad.
Estamos trabajando para encontrar gente que nos quiera contar su historia. Los perfiles que estamos buscando son: personas que se definan como devotees o wannabes. También queremos incluir un proyecto fotográfico, en la línea del documental, que busque imágenes de cuerpos no normativos mediante los que romper y cuestionar el concepto de belleza. Por otra parte, buscamos personas y/o familias donde haya algún miembro con diversidad funcional intelectual y que traten el sexo como algo normal y necesario en la vida. Y por último, estamos abiertos a otras historias que la gente nos vaya contando y encontremos que se adecuan al mensaje que queremos lanzar".
 
Yes, we fuck 1
Imagen del documental
 
¿Cuál es vuestro objetivo principal?
"El documental quiere visualizar, principalmente, el sexo entre personas con diversidad funcional y generar así un nuevo e integrador imaginario colectivo donde tod@s, sin complejos, sin censuras, sin leyes, podamos disfrutar del sexo. Hay que decir que Yes, we fuck! no es solo un documental, sino un proyecto donde la gente participa, dialoga y, sobre todo, cuestiona; en el que las redes sociales tienen una importancia fundamental. Además, esperamos que el proceso de elaboración sirva para ir tejiendo alianzas entre diferentes colectivos que trabajan políticamente cuestiones vinculadas al cuerpo y a la sexualidad (diversidad funcional, feminismos, transfeminismos, LGBT, queer, intersex, gordxs, entre otros)".

¿Por qué crees que hay tanto tabú que rodea al asunto de sexo y las personas con discapacidad?
"El sexo no es productivo, es transversal, es libre, es anarquía, es igualitario, es respeto... Es tantas cosas que a los poderes (tanto económicos como religiosos) no les gusta y lo quieren controlar. Es por ello que han creado un imaginario de suciedad, donde las personas que no encajan en la norma son tachadas de desviadas, diabólicas, improductivas... El tabú construido en torno al sexo es la victoria de los poderosos.
Y en el caso de las personas con diversidad funcional, su cuerpo mismo ya cuestiona el modelo productivo y reproductivo de esta sociedad: el modelo de familia, el modelo de pareja, de relación sexual, de deseabilidad... por lo tanto, se convierte en tabúes en grado exponencial".
 
Yes, we fuck 2

¿Por qué crees que es necesario tratar este tema con sexo real?
"¿Por qué con sexo real?, porque nuestro cuerpo flácido, nuestra vagina inundada, nuestro pequeño pene, nuestros pechos caídos y nuestro cerebro venido a menos son reales. Y porque si queremos cambiar el imaginario colectivo, nada mejor que imágenes contundentes contextualizadas por la idea política que sustenta el proyecto ywf".

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

El sexo invisible - 09 de diciembre de 2013


blogs.elpais.com/eros/2013

Por Olga De Llera

Cuando somos pequeños pensamos que nuestros padres son asexuados. Y para muchos de nosotros es impensable imaginarnos una escena mínimamente sexual en la que estén nuestros progenitores implicados. Si hace algunos años (parece que fue ayer) era yo la que me negaba a creer que mis padres tenían vida sexual, ahora es mi hijo de 6 años el que me pregunta: "mamá, el sexo solo lo habéis hecho para tenerme a mi, ¿verdad?".

Boca_Erotica_Dia3_03
 Ilustración del colectivo 'Dibujo a domicilio'.

El niño no se cree lo de la cigüeña, pero tampoco concibe la sexualidad como parte de mi día a día si no hay una finalidad reproductiva. Siguiendo esta tendencia llegamos a adultos negando la sexualidad de sus mayores. Así, pensamos que en la tercera edad el sexo no existe.

Sin embargo, la encuesta Nacional de Salud y Sexualidad realizada el año 2009 entre casi 2000 ancianos heterosexuales, revelaba que más de la mitad de los hombres, un 62,3 por ciento, eran sexualmente activos, frente al 37,4 por ciento de mujeres. Estas cifras pueden parecer bajas, pero lo cierto es que dejan claro que la vida sexual en la tercera edad, sigue presente (Anne Cé habló en este espacio del tema).
El mismo estudio reveló que la frecuencia de las relaciones sexuales era de entre dos y cuatro veces al mes. Según mis cálculos, eso supone una vez por semana o una vez cada 15 días. Vale, a muchos os puede parecer que es muy poco, pero os aseguro que tengo amigas a las que, entre las tareas del hogar, los niños y el trabajo, lo que menos les apetece por la noche es el sexo. Incluso me atrevería a decir que la frecuencia de algunas parejas de la tercera edad es más alta que la de muchas parejas en edad fértil.

A-melhor-idade
Fotograma del corto 'A milhor idade' de Adriano Soares. 

Y si bien es cierto que la frecuencia de las relaciones sexuales disminuye a partir de los 75 años, posiblemente debido a algunos problemas de salud, nuestros mayores, en general, continúan disfrutando del sexo.
De todas formas, esto es una afirmación algo atrevida por mi parte, porque…¿realmente disfrutan del sexo?
Con los años, las mujeres se liberan de la pesada carga que supone estar pendientes de un embarazo no deseado, y la llegada de la menopausia es bienvenida por muchas. Además, la jubilación quita responsabilidades y deja más tiempo de ocio a las parejas, proporcionando incluso un aumento del deseo sexual y, como consecuencia, un plus en la calidad de las relaciones sexuales.
Hasta aquí todo parece maravilloso, pero ¿hay algo que puede estropear esta segunda luna de miel? La salud podría ser una causa. La disminución de la lubricación vaginal, la disfunción eréctil, no sentirse atractivo/a, etcétera… son algunos de los hándicaps que nuestros mayores deben afrontar. Sin embargo, todos ellos tienen solución.

Boca_Erotica_dibujoadomicilio
Ilustración del colectivo 'Dibujo a domicilio'.

Aunque aún hay un problema: la falta de intimidad.
Recuerdo que un verano, mientras estudiaba, trabajé en un geriátrico haciendo suplencias como auxiliar. Después de comer, los abuelos se retiraban a sus habitaciones y se repartía la ropa limpia de la lavandería. Aunque las trabajadoras siempre llamaban a la puerta, la mala audición de los mayores y la poca agilidad para moverse ocasionaba más de una situación comprometida al entrar. Algunos residentes incluso habían optado por poner una silla y trabar la puerta durante la hora de la siesta. Me imaginé, a su edad, teniendo relaciones sexuales en esas condiciones y me entristeció pensar en la poca sensibilidad que hay con este tema.
Años después, trabajando en otros centros geriátricos, vi como algunas familias se oponían a que su familiar tuviera relaciones sexuales con su nueva pareja. Que su padre o su madre pudiera volver a disfrutar del sexo, después de quedar viudo o viuda, era impensable para algunos.
Creo que es necesario tener presente que la sexualidad forma parte de nuestra vida desde que nacemos hasta que morimos.
El sexo en la tercera edad debe dejar de ser tabú. Nuestros mayores tienen derecho a seguir disfrutando de esa necesidad básica, y no debemos ser nosotros los que añadamos más dificultades a las que ya, de por sí, suponen los años.  

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Dándonos placer nos autoexploramos - 11 de diciembre de 2013


blogs.elpais.com/eros/2013

 
Por: Anne Cé | 11 de diciembre de 2013
 
 
El tabú de la masturbación femenina ha ido unido a la reticencia de muchas mujeres, sobre todo las mayorcitas, a reconocer que usan juguetes eróticos o, directamente, su resistencia a usarlos. Yo misma era de las que creía que "eso" no me hacía falta de ninguna manera. Escribir en este blog y asistir a eventos promocionales me ha puesto frente a frente con el objeto y ya puestos, para qué quedarnos con la duda ¿no?
Es cierto que para empezar el día con uno o con dos orgasmos -algo que me parece que he recomendado ya en este espacio- no hace falta ningún accesorio. Y en esto no hay vallas generacionales, aunque creo que solo las muy jóvenes hablan abiertamente del asunto.

Atosatisfacionfemenina-elrubencio
Ilustración original de El Rubencio. 

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?, es la típica pregunta en redes sociales y páginas de contacto y la mayoría de las veces las respuestas son olvidables. Sin embargo, un día reparo en dos o tres, del Tuenti, porque me hace gracia el desparpajo femenino.
Las chicas, tan sueltas, largan allí cosas como: "quedar con colegas, masturbarme, vamos, lo normal a los 18 años". Sonrío: por fin las mujeres ya pronuncian la 'masturbación' sin ruborizarse, como una palabra y una actividad que les pertenece tanto como a los chicos. Y seguro que, gracias a sus juegos sin repre, saben 'escuchar' a su cuerpo.
Entonces, pruebo el artefacto: sí, por curiosidad y porque ya he advertido la cara de desconcierto de mis amigas más jóvenes (sobre todo, las chicas gays) frente a mis argumentos en contra de aquellos "plásticos innecesarios" para la autosatisfacción.
"Si es que podemos autocomplacernos sin necesidad de juguetes", les decía, y "en todo caso, siempre habrá frutas y verduras para quienes necesiten suplementos", alegaba yo, como salida de las cavernas. A propósito, y esto fuera de broma: ya hay un aparato llamado dildomaker que 'modela' frutas y verduras para fines eróticos (como aquellos cortadores de zanahorias en forma de flor y huevos en rodajitas). También hay cajas personalizadas y casi lo que se nos ocurra, como bien sabe Venus, que es probadora de juguetes sexuales.
No está de más recordar que la invención del vibrador femenino marcó un hito en la historia de la (in)comprensión del sentir femenino, de sus deseos y sus habilidades, tal como nos contó Tatiana. Esa brecha que comenzó a abrirse con algunas señoras burguesas insatisfechas yendo al médico a aliviar sus 'neurastenias' en la Inglaterra victoriana se volvió abismo hacia los años 60 del siglo XX, cuando las mujeres europeas y americanas proclamaron su derecho a la libertad, y al disfrute.
Para los que quieran recordar un poco el asunto, allí está la amable Hysteria, una película de Tanya Wexler, con Maggie Gyllenhaal, que narra con picardía parte de nuestra Historia como sociedad. Ambientada en torno a 1880, año del que data el diseño del consolador eléctrico femenino de Joseph Mortimer Granville, la cinta da cuenta de la generalizada necedad masculina de aquellos tiempos y de la llegada del plumero adaptado, sí, un plumero, fácil de manejar y transportable.

Hysteria
Llega un médico nuevo, de muñeca hábil, para atender a las señoras insatisfechas de la Inglaterra victoriana, según 'Hysteria'.

Aquí hemos hablado de la edad de piedra de la autocomplacencia femenina y de los 'masajeadores', en varias ocasiones, y he de reconocer que llevamos unas cuantas semanas muy 'onanistas', con los tests de Venus y las propuestas de Silvia, empezando por la recomendación de dejar de llamar 'consolador' al vibrador.
A lo que iba yo es a confesar que, ya en los albores del siglo XXI, probé el vibrador y que no está nada mal... Y aunque no pertenezco de la generación que rinde culto a la juguetería erótica, puedo asegurar que tan errados no están los fabricantes ni sus usuarios/as. Resulta saludable sacudirse algunas certezas pasadas de moda, dar al botón de refrescar y desafiar todos los "monos", como dice la terapeuta norteamericana Esther Perel: "la monogamia, la monotonía, el monopolio, el monteísmo, el monolingüismo, lo monolítico, el monólogo", porque "lo erótico es una invitación a lo plural", con o sin juguetes.

Black-swan-cisne-negro-natalie-portman-masturbandose
'Cisne negro'. La bailarina que interpreta Natalie Portman en una escena de autosatisfacción, en la misma habitación que tiene desde niña.

Y además de sacudirnos el mono o los monos, los juguetes sexuales pueden ser aliados para el autoconocimiento y la exploración de nuestro cuerpo. Días atrás, leyendo el interesantísimo post Dos tipos de eyaculación femenina: uno sí es pis, de Pere Estupinya, me di cuenta de que los momentos en que más conscientes somos de nuestras sensaciones físicas es cuando tenemos un orgasmo a solas.
La autosatisfacción nos permite prestar atención a las inmensas ganas de hacer pis que nos provoca la turgencia de la zona genital, seguramente presionando la vejiga, y lo excitantes que suelen ser 'esas' ganas de hacer pis (¿alguna vez hemos hablado de esta fantasía que a muchos parejas les gusta llevar a la práctica?). Como si esto fuera poco, dándonos placer a solas podemos constatar que nuestra eyaculación es otra cosa: un líquido mucho más denso y escaso (como confirma Estupinya) cuyo punto de origen podemos rastrear en los juguetes y que no está lejos de la zona del llamado Punto G. Pura evidencia.

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Ideas para Navidad: 'vibrar en pareja' - 08 de diciembre de 2013


blogs.elpais.com/eros/2013


Por: Silvia C. Carpallo 


Consolador. Vale, puede que cada día escuchemos menos esta palabra, pero no me quedo satisfecha sabiendo que en el fondo no hemos erradicado el concepto de "consolar". Lo siento si alguien se decepciona, pero hay que aclarar que cuando una mujer se da placer con sus juguetes no se está consolando por la triste ausencia de un pene. Simplemente está buscando una manera muy diferente de llamar a las puertas de su propio paraíso.

_P6A5801- tu navidad mas dulce
Un posible regalo navideño: Mr. BUFF. En estos días, mientras ponemos el árbol, también adornamos el entorno.

Puede parecer que vamos entendiendo esto de que a través de un vibrador se experimentan nuevas formas de llegar al orgasmo que no tienen por qué parecerse a las que sentimos en un encuentro con nuestro amante. Pero, ¿podemos unir las sensaciones que tenemos con nuestro vibrador y nuestra pareja?
La respuesta es sí, y está en el concepto de 'vibrar en pareja' o, mejor dicho, incluir el uso de juguetes eróticos en el encuentro sexual. Más o menos hemos empezado a familiarizarnos con ellos, sobre todo en el momento de los mal llamados preliminares. Mal llamados porque para mí la penetración puede estar al principio, al final, en mitad, o simplemente no aparecer durante todo ese encuentro. Pero sin desviarnos del tema, la cuestión es cómo incluir esos juguetes, incluso, durante la propia penetración.
La idea de base no se le escapa a nadie. Por mucho que se empeñase el Sr. Freud, la gran mayoría de las mujeres no llega al orgasmo solo mediante la estimulación vaginal, y es por eso que la Industria también ha sabido adaptarse a esas necesidades, pensando en cómo estimular el clítoris o las zonas más sensibles de la vagina de la mujer, también durante el momento del coito.

 
Tiani3_Packshot
 El nuevo modelo de vibrador para penetración TIANI 3.

Algo nos adelantó ya Venus O’Hara cuando nos habló de sus vivencias con el nuevo IDA™ by LELO, el cual también recomiendo, ya que permite no solo experimentar vibraciones, sino también rotaciones en el interior de la vagina, que son placenteras tanto para la mujer, como para el hombre. Precisamente LELO es una de las marcas que compite en el mercado buscando nuevos conceptos de vibración en pareja, con diseños que destacan por originales, pero sobre todo por exclusivos. Una de las últimas novedades al respecto es TIANI 3, que se encaja durante la pentración para estimular, sobre todo al clítoris, con ocho modelos de vibración diferente. Además, cuenta con mando a distancia, y la novedad es que también ha mejorado su diseño respecto a anteriores modelos para que su uso, aparte de placentero, resulte mucho más cómodo. De esta manera, digamos que la experiencia de la penetración varía bastante, y nos permite salir de la rutina, ampliando las sensaciones y las posibilidades. La vida, al fin y al cabo, consiste en atreverse a experimentar y a dejarse llevar por las sorpresas que quiera darnos.


Lelo
Los vibradores TOR 2 y HULA BEADS, una de las novedades de la temporada de LELO.
Para quien aún vea algo engorroso en esto de incluir un elemento en el propio momento dicho y prefiera vibrar de otras maneras, hay otros juguetes. Desde un anillo vibrador para el pene mucho más adaptable, recargable, sumergible, y con el doble de potencia de lo habitual, como es TOR 2, a atreverse con la 'vibración a distancia'. Me explico, te vas a cenar, al cine, o a bailar con todo dispuesto, y tu pareja lleva el mando para sorprenderte cuándo y cómo quiera. En este sentido, también destaca el lanzamiento de HULA BEADS. La diferencia entre este modelo y otros, además de que también es recargable y no a pilas, es que por primera vez combina el concepto de bolas de gheisa y de dildo, creando un juguete basado en esferas que son capaces de rotar y de vibrar a la vez. Como para perdérselo…


Amantis
Vibradores discretos como el pintalabios o el Hello Klit! de Amantis

En cuanto a otros clásicos en esto de buscar vibraciones en los juegos de pareja, desde luego no puede faltar el mini vibrador para usar en cualquier parte del cuerpo, tanto para él como para ella. Tiene la ventaja de que puede llevarse siempre a mano, incluso con formas tan disimuladas como simulando un pintalabios, para tirar de él siempre que pueda hacer falta. De forma parecida estarían aquellos vibradores para el clítoris, a distancia o con cable, que pueden usarse mientras se estimula a la pareja, por ejemplo, con una buena sesión de sexo oral. Entre este tipo de juguetes, cabría recomendar algunos de la gama de Amantis, que destacan no sólo por sus diseños divertidos, sino sobre todo por su relación calidad precio. Entre ellos, el Hello Klit!  tiene un total de 12 programas de vibración, además de una forma ergonómica, práctica y discreta.
Precisamente, entre otros productos de Amantis, estaría el llamado Mr. BUFF. Un divertido conejo que puede usarse como vibrador para cualquier parte del cuerpo, y cuyas orejas, cada una con su propio motor, pueden tener múltiples usos según queráis usar vuestra imaginación.


Tok-anal_01BIG
Vibraciones no solo genitales, sino también anales, con juguetes como TOK anal 10.

Para quienes busquen, digamos, vibraciones 'más atrevidas', y del todo unisex, una última recomendación: la vibración anal. El TOK anal 10, que permite ir probando con cada una de sus bolas tailandesas para tantear, a la vez que deja que los diferentes modos de vibración consigan efectos nunca antes pensados. Mientras tanto, hay otras tribus que también tienen regalos de Navidad para ofrecer.
Al fin y al cabo, se trata simplemente de que cada uno piense, busque y pruebe qué es lo que le puede gustar más, y quizás atreverse a descubrir que en cuestión de sexo siempre podemos probar algo distinto, que incluso nos pueda llegar a hacer sentir vírgenes de nuevo. Probar diferentes formas de placer, siempre que sean consentidas y aceptadas por ambos, no supone restar ni sustituir nada ni a nadie, sino sumar para llegar mucho más lejos, también juntos.
¿Te decides a vibrar en pareja con alguno de estos juguetes para esta Navidad?       

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Masters y Johnson salen por la tele - 23 de septiembre de 2013


blogs.elpais.com/eros/2013

Por:

Las reacciones de nuestro cuerpo en el orgasmo, los tipos de orgasmos, la terapia sexual… Si hoy conocemos todo esto es gracias a los pioneros Masters y Johnson, a quienes tendremos la oportunidad de conocer mejor, a partir del 29 de septiembre (vía TV norteamericanana).


Cartel master of sex
Imagen vía OchoQuince Magazine

Masters of Sex es la nueva ficción que Showtime presenta este otoño. Una apuesta fuerte ya que, de hecho, se estrena junto a Homeland, una de las grandes en la parrilla de series americanas. Protagonizada por Michael Sheen y Lizzy Caplan, y ambientada en los años sesenta, la idea es meternos de lleno en el laboratorio de estos dos personajes, pero también en sus romances. ¡Atención spoiler!: El equipo de sexólogos acabó en matrimonio, y posterior divorcio.

El momento elegido para la promoción de esta ficción (en realidad una adaptación de la biografía escrita por Thomas Maier) no podía ser más oportuno (con perdón), ya que Virginia Johnson fallecía, precisamente, el pasado mes de julio, a la edad de 88 años, dejando un importante legado a la terapia sexual moderna. Su exmarido, ya había muerto en 2001, debido a la enfermedad de Parkinson.
Si hay que destacar algo de la serie es que supone un rayo de esperanza para la sexología. Al fin y al cabo, siempre hacemos mucho más caso a todo lo que sale por la tele. Pero, desde luego, tampoco va a estar ajena al morbo que supuso, en los años 60, el que un ginecólogo, Wiliam H. Masters, y su joven ayudante, la psicóloga Virginia E. Johnson, llevaran a las parejas al laboratorio, para observarles durante su encuentro sexual. ¿Qué otra manera había de conocer realmente la biología sexual de nuestros cuerpos?
Para impacientes, he aquí un adelanto de lo que nos ofrecerá Masters of Sex esta primera temporada:
 

 
Esperando que la serie ayude a romper tabúes, mostrando todo tipo de realidades, y anime a nuevos investigadores (desde Masters y Johnson poco más se ha avanzado en el terreno práctico de este campo), hay que hablar también de lo que los padres de la sexología aportaron a nuestras vidas. Hasta la llegada de esta singular pareja, la historia de la sexología había estado más basada en el estudio teórico que en los casos prácticos. De hecho, salvo las encuestas y entrevistas que Alfred Kinsey realizara, apenas años antes, sobre la sexualidad de las parejas, poco se conocía de lo que ocurría, a muchos niveles, en los dormitorios ajenos.
Centramos la historia, más o menos, entre finales de los 50's y principios de los 60's, cuando el tradicional doctor y la pizpireta ayudante se enfrentaron a las críticas del mundo académico, para avanzar en el campo científico de lo sexual. "No es medicina", les reclamaron, pero lo que ambos observaron en su laboratorio ha sido la base para tratar las principales dificultades sexuales.

Myj
Fotografía de la pareja de terapeutas sexuales, vía Dallas News.

Aportando números, "por manos" de Masters y Jonhson pasaron inicialmente un total de 382 mujeres y 312 hombres, que se sometieron a experimentos prácticos (muchas veces filmados para su posterior estudio) para entender, entre otras cuestiones, el mecanismo de la lubricación de la vagina, los pormenores en la erección del pene, o cuál era la traducción anatómica de todo lo que sucedía en el cuerpo humano durante un orgasmo. ¿Os suena eso de excitación, meseta, orgasmo y resolución? Así, desmintieron teorías sexuales como las de Freud acerca del orgasmo vaginal, y colocaron al clítoris como principal órgano sexual de la mujer, de una vez por todas.
De la misma manera, ideas como la del multiorgasmo femenino salieron a la luz gracias a sus estudios. Con todo este material, publicaron una obra de referencia para la sexología, como fue Respuesta sexual humana. Más tarde, el estudio Inadecuación sexual humana, de 1970, se basó en el análisis de un total de 510 matrimonios y 57 personas solteras, en el que se aplicaron todos los conocimientos adquiridos para tratar las disfunciones sexuales que presentaban estos individuos. El porcentaje de éxito fue del 74,5 por cien al cabo de cinco años.
De hecho, la terapia sexual (basada en el asesoramiento) que crearon Masters y Jonhson es hoy la base de toda terapia sexológica. Ya no se mantiene, sin embargo, la técnica de que la terapia se haga en equipo de hombre y mujer, lo cual resultaba enriquecedor para tratar con las parejas que acudían a su consulta, en el Master & Johnson Institute de San Luis (Misuri). Como último dato, baste recordar que fueron ellos quienes acuñaron la frase "Las parejas que no se entienden en la cama difícilmente pueden hacerlo fuera de ella".

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Un encuentro erótico en Barcelona - 08 de octubre de 2013


blogs.elpais.com/eros/2013

Por: Venus O’Hara

 
Esta semana empieza el Salón Erótico de Barcelona KLIC-KLIC (SEB’13), heredero directo del FICEB (Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona). Después del éxito que el salón cosechó el año pasado, este año promete ser mejor que nunca.

Es un evento al que asisto cada año, y he notado cómo ha evolucionado durante los últimos años. De las primeras veces recuerdo que la gran mayoría de actividades estaban dirigidas al hombre heterosexual. Sobre todo, las actuaciones en escenario realizadas por strippers famosos y estrellas del porno, arropadas por un mar de cámaras digitales y flashes de un público muy entusiasta que procuraba grabar cada detalle del show. En algunas performances, las artistas tenían que elegir a algún afortunado del público e incluirlo en su actuación. Las chicas hacían de todo para provocar la erección en sus elegidos pero, a veces, cuando el voluntario se daba cuenta de la cantidad de cámaras, móviles y espectadores que lo rodeaban, esto le resultaba imposible.


SEB_KLIC_KLIC2013

Y esto no ha cambiado, salvo que ahora hay más móviles que cámaras digitales. Lo que sí ha cambiado es que cada vez hay más parejas que asisten, cada vez más oferta para fetichistas y para la comunidad LGBT. Además, este año por primera vez habrá una zona exclusivamente para mujeres dirigida por Bibian Norai. Se trata de un espacio de encuentro que está concebido para que cualquier mujer que lo desee pueda expresarse y divertirse entre mujeres. Durante los cuatro días de Festival ofrecerán, allí, una gran variedad de talleres, charlas, coloquios, presentaciones de libros, exposiciones y actuaciones en directo.
La escritora mallorquina Roser Amills presentará su libro Me gusta el sexo y un vídeo, El placer de la lectura, en el que Amills tiene un orgasmo mientras lee un texto de Mercè Rodoreda. Estará Alejandra Rodríguez Bueno, una de las coautoras del libro Porno para Mamás (Actualia Editorial), que hablará sobre uno de los libros más divertidos del año. También estará presente un equipo de la revista Magles, una pulbicación para lesbianas y mujeres bisexuales.

Ninja Squirt impartirá varios talleres sobre los cinco tipos de orgasmos femeninos con el título Dinámica del orgasmo femenino. Habrá demostraciones prácticas y teóricas de cómo alcanzar el máximo placer en el clímax femenino. La Musa Libertina / Domina Musa dará una charla sobre la liberación de la mujer en el mundo swinger y, además, traerá a sus sumisos que se encargarán de hacer masajes de pies y atender a todas las señoras dentro del área mujer.
Otra propuesta interesante es el primer concurso de striptease masculino a cargo de stripers profesionales que serán valorados por un jurado femenino. Si crees que podrías ser el próximo Chippendale, ¡ven a alegrarnos la vista!
 

 
El Sex Academy Barcelona, la primera academia de sexo en España, ofrecerá un sinfín de talleres sobre la sexualidad y todo lo que la rodea durante los cuatro días del salón. Algunos de ellos se impartirán dentro de la zona de mujeres y, otros, en su propia zona, donde estarán todos sus formadores. Se pueden consultar sus actividades y los horarios aquí.

El Salón cuenta este año,también, con zona arteerótica, zona comercial, masajes, confesionario sexual, piercings y tattoos, un área swinger, y más. En fin, habrá algo para casi todos los gustos sexuales. Con tanta oferta, el único problema de esta edición será que no se podrá verlo todo.

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...