Día del beso robado


Por: | 06 de julio de 2014
 
'Un beso no se pide, se da'. Esa es una de las frases que solíamos garabatear en nuestras agendas de instituto y que, sin embargo, nunca hemos terminado de internalizar. Todavía tenemos miedo a ese momento del primer beso, de saber si él o ella estarán receptivos, de saber si habrá magia o quizás todo se desmonará. Tenemos miedo a robar besos. Quizás por eso se celebra hoy el Día del beso robado, para recordarnos la pasión que puede surgir tras uno de esos arrebatos.

Beso mua


Si bien el 13 de abril es el Día internacional del beso, la historia del Día internacional del beso robado surge a raíz de la celebración del que fue en su momento (ya se ha superado) el record del beso más largo del mundo, nada más y nada menos que 46 horas 24 minutos y 9 segundos. Para celebrarlo, y para animaros a robar un beso a esa persona a la que se lo lleváis rogando con la mirada tanto tiempo (quien no arriesga no gana), desde Eros os recordamos algunos de los besos más famosos de nuestra historia del arte.
'El Beso de Rodin' (1882)

La idea de Rodin fue representar a los dos protagonistas de la Divina Comedia de Dante Alighieri, Paolo y Francesca, pero como no había ningún detalle anecdótico que permitiese identificar a estos personajes, el público acabó simplemente por llamar a la obra El beso.

El beso rodin

'El Beso de Klimt' (1907-08)

No es la única obra en la que Klimt dejó entrever su devoción por la belleza y el erotismo, dos temas claves en su trayectoria. En esta ocasión, el abrazo del beso representa una metáfora del triunfo de Eros, un momento de unión en el que ambos personajes han dejado de percibirse a sí mismos y al mundo que los rodea.

El beso klimt

'Los amantes' de René Magritte (1928)
No es el beso más romántico, pero sí uno de los más enigmáticos. Tan enigmático que las teorías sobre su significado han sido muchas y nunca sabremos si hemos acertado. Desde un amor secreto, a dos desconocidos que precisamente se roban un beso, hasta dos amantes que deben esconder su amor prohibido a la sociedad.

Los amantes de René Magritte

'Beso 2' de Roy Lichtenstein (1962)

Es una de las obras que llegó a tener uno de los precios más altos en la subastas de arte, cuando en 1990 se vendió por 6 millones de dólares. Fue adquirida por un representante de la galería Fuji, de Tokio, en nombre de un coleccionista japonés identificado solo por el apellido Wanibuchi.

020-roy-lichtenchtein-theredlist

'Bruderkuss' o beso de hermanos de Dimitrij Vrubel (1990)
El momento del pacto entre las dos Alemanias tras la caída del muro de Berlín tiene una imagen y es la del beso entre Leónidas Breznev y Erich Honecker. Su autor, el ruso Dimitrij Vrubel, agregó a su graffiti un poema escrito en ruso que viene a decir: "Dios mío, ayúdame a sobrevivir a este amor mortal".

Beso muro berlin


FUENTE ORIGINAL

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...